naked people

Mi mamá me enseñó que uno no va a la casa de nadie sin avisar y que uno no entra en una puerta cerrada sin tocar y sin esperar que le abran o que le den permiso de entrar, pero parece que en Nueva Zelanda ninguna mamá le enseñó eso a ningún hijo porque desde que estamos aquí la gente entra y sale como pedro (pancho en la versión argentina) por su casa. Tenemos un problema y es que como aquí en Wanaka no pasa nada de nada pues simplemente las puertas no tienen cerradura. Cuando nos pasamos para nuestra mini casa nos dieron la bienvenida y nos dijeron que la casa no tiene llave, ósea, directamente no tiene cerradura, no tiene el huequito donde uno mete la llave. Pusimos un cartel en la puerta porque estábamos cansados de cualquiera entrara así no mas, sin pensar que somos una pareja, que estamos jóvenes, que podemos estar en pelota, que la casa puede oler a loco o que simplemente no queremos visitas. Aquí está el cartel.
“por favor toque la puerta, gente en pelota adentro”

IMG_0076 IMG_0074

La telenovela de mi visa

Esto va para todos los que me han preguntado o los que se han intrigado por el estatus de mi visa y de mi vida viajera.

Salí de Nueva Zelanda porque me habían dando la odiada “limited visa” de la que les había hablado antes, tenía que salir del país para pedir una nueva visa y nos fuimos para Australia a hacer todos los trámites.IMG_0690

Llegamos a Sydney recogimos todos los papeles y nos fuimos para la embajada a hacerle preguntas a un humano. Esa humana nos mandó para la casa a que leyéramos en el website porque ella no tenía ni idea de qué le estábamos hablando. Finalmente entregamos los papeles el 16 de diciembre y nos metalizamos para esperar 25 días que se demora la respuesta de la visa.

IMG_0595IMG_0790IMG_1033IMG_0878IMG_1084IMG_1134IMG_1382

Mientras esperamos hicimos de todo; conocimos Sydney al derecho y al revés, Cristina nos llevó de paseo, hicimos picnics, viajamos en tren, llegamos a Melbourne, amamos Melbourne, visitamos a mi hermanito, (hicimos mil cosas mas que les contaré en otro comunicado) esperamos y esperamos hasta que finalmente tuvimos una respuesta de los malditos. Me dieron una visa por un mes (otra vez). Malditos, malditos, malditos….Compramos un tiquete a Nueva Zelanda, nos fuimos al aeropuerto y la chica del check-in nos dice que tengo que tener un tiquete de vuelta, que especialmente para los colombianos exigen tiquete de salida del país. Salimos corriendo a comprarlo antes de que nos dejara el vuelo, lo compramos, pasamos migración, corrimos al avión, nos sentamos y tuvimos un plácido vuelo hasta Nueva Zelanda. Llegamos, nos bajamos, pasamos migraciones, me pidieron la visa, el tiquete que habíamos acabado de comprar y me dejaron entrar sin mas trabas ni complicaciones, así que aquí estamos en Wanaka, en una casa increíble con La rubia y Marce que son increíbles disfrutando de un Lago hermoso y de unas montañas nevadas preparándonos para volver a mandar los papeles para extender la maldita visa de un mes que me dieron. fin

IMG_1968